martes, 3 de julio de 2012

Nueva Moneda de Un Nuevo Sol: Fortaleza del Real Felipe

El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) puso en circulación a partir de hoy las nuevas monedas de un nuevo sol alusivas a la Fortaleza del Real Felipe, ubicada en el Callao, la novena de la Serie Numismática “Riqueza y orgullo del Perú”.


Se informó que estas monedas son de curso legal, circularán de forma simultánea con las actuales de S/. 1.00 y pueden ser usadas en cualquier transacción económica.Las anteriores monedas fueron las alusivas al Tumi de Oro (Lambayeque), los Sarcófagos de Karajía (Amazonas), la Estela de Raimondi (Ancash), las Chullpas de Sillustani (Puno), el Monasterio de Santa Catalina (Arequipa), Machu Picchu (Cusco), el Gran Pajatén (San Martín) y la Piedra de Saywite (Apurímac).



En el anverso (sello) de la moneda se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, rodeado por la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación 2012 y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

En el reverso (cara), en la parte central, se observa el Torreón del Rey de la fortaleza así como su ingreso y un par de cañones que pertenecen a la muestra militar del museo.

También se encuentra la marca de la Casa Nacional de Moneda sobre un diseño geométrico de líneas verticales así como la denominación en número y el nombre de la unidad monetaria sobre unas líneas ondulantes. En la parte superior, se muestra la frase Fortaleza del Real Felipe S. XVIII d.C.



La Fortaleza del Real Felipe es una edificación militar de estilo Vauban construida en el siglo XVIII en la bahía del Callao (Perú), durante los gobiernos de los virreyes José Antonio Manso de Velasco y Manuel de Amat y Junient, para defender el puerto contra los ataques de piratas y corsarios.

Es una de las pocas obras de arquitectura militar que existen en el Perú y es la más grande que construyeron los españoles en América.1 Fue conocida durante la época virreinal, en conjunto con los fuertes «San Rafael» y «San Miguel», como los «Castillos del Callao».
Su nombre fue elegido en honor del rey Felipe V de la Casa de Borbón, que había fallecido en 1746. Posteriormente fue renombrada por José de San Martín como «Castillo de la Independencia» al iniciarse la etapa republicana, retomando su nombre original en 1925.




Tiene la forma de un pentágono irregular ocupando un área de 70,000 m², con un baluarte en cada uno de sus cinco vértices. Los baluartes llevan el nombre del Rey, la Reina o la Patria, el Príncipe, Jonte o San Felipe, la Princesa, la Tapia o San Carlos y San José o la Natividad. Además de ellos dispone de dos torreones: el Rey y la Reina (este último torreón mira hacia el mar, en dirección oeste), así como cinco murallas: la del Camino Real, de la Marina, Camino de Chucuito, la Marcelosa y la de Camino de la Magdalena. Posee dos puertas: la Principal, que está en la muralla del Camino Real, y la del Perdón, que está en la muralla Camino de Chucuito. En dirección norte desde la fortaleza se hallaba el Fuerte San Miguel y al sur se encontraba el Fuerte San Rafael.

Actualmente su uso es turístico, sirviendo como sede del Museo del Ejército del Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario