viernes, 6 de diciembre de 2013

Serie Numismática Riqueza y Orgullo del Peru

Desde el 2010 han acuñado monedas diferentes alusivas al patrimonio arquitectónico y cultural de nuestro país.

También hay una emisión especial con blister en flor de cuño. El BCRP ha emitido un álbum para las monedas y para los blisters. El álbum oficial está ilustrado por cromos de las diferentes emisiones y serán 
entregados en las oficinas del Museo del BCRP, también podrán ser descargadas de internet en este link:


Las monedas que han salido en circulación son la siguientes:



martes, 26 de noviembre de 2013

Nueva Moneda de Un Nuevo Sol: Complejo Arquitectónico de Tunanmarca.

El complejo arqueológico de Tunanmarca, ubicado en la provincia de Jauja (Junín), será integrante de la serie numismática “Riqueza y Orgullo del Perú”, que plasma en las monedas de un nuevo sol, los atractivos más importantes de nuestro país.

La presentación de la nueva moneda se realizó el 26 de noviembre en el local institucional Banco Central de Reserva del Perú, en la ciudad de Lima.



Cabe señalar que esta es la décimo quinta moneda de la colección “Riqueza y Orgullo del Perú”, donde el complejo arqueológico de Tunanmarca se coloca al nivel del Tumi de Oro de Lambayeque, la Estela de Raimondi de la región Áncash, Machu Picchu en Cusco, entre otras monedas alusivas ya presentadas.

El Complejo arqueológico de Tunanmarca se encuentra localizado, en el distrito de Tunán Marca, en la provincia de Jauja, en el departamento y región de Junín; a una altura de 3 800 metros sobre el nivel del mar. En específico sobre la cima de un cerro. Habría sido un complejo arquitectónico habitado por aproximadamente 12 000 habitantes Huancas, mismos que lo construyeran por los años 1280 y 1425 de nuestra era.

El nombre de Tunanmarca proviene de dos vocablos de la lengua quechua, el primero “Tunan” que significa “Punta”, y el segundo “marca” que quiere decir pueblo, en otras palabras, debe su nombre a su misma ubicación estratégica: “Pueblo de la Punta del Cerro”. Este habría sido conocido en la época como Hatun Jauja (Jauja Grande), y era la capital de la Nación de los Huancas. Este es un complejo importante también a causa de su sistema hidráulico.

A nivel estructural podemos observar el uso de piedra canteada pircada, unida gracias a argamasa de arcilla y piedras más pequeñas. Sus edificaciones se encontraban inicialmente techadas, este techo se hacía con ichu, una especie de pasto típico de los andes.

En cuanto a las construcciones que encontramos en el lugar es considerable la presencia de tres murallas que protegen y circundan los restos de un complejo de 80 000 m2. Dentro de la ciudad o complejo, existen al menos 3 000 recintos habitacionales. 

Estos recintos se caracterizan por ser en mayoría de planta y forma circular que circundaban a la vez un patio. El diámetro de este tipo de viviendas mide tres metros aproximadamente, y presenta una altura de apenas 2 metros y presentaban una entrada trapezoidal.

Las viviendas tienen clasificación estamental, de las que se distinguen cuatro: nobles, religiosas, militares y civiles; de estas las más importantes, a diferencia de la mayoría de las otras, se encontraban en grupos de seis rodeando un patio, mientras que las demás en pares. Los pasadizos que permiten las conexiones entre viviendas, también son significativos, ya que presentan estructura laberíntica, a tal manera que algunos o se pierden o dan a pasajes sin salida. Un dato agregado acerca de las viviendas nos permite saber que estas tenían un carácter multifuncional ya que no solo funcionarían como sitios de descanso y vivienda, sino también como depósitos y hasta cocinas, rasgo final advertido a partir de la presencia de fogones.

Para que el visitante pueda llegar hasta este Complejo Arqueológico tiene dos modos de acceso, el primero es a pie, en una caminata que dura aproximadamente hora y media por una distancia aproximada de 1 kilómetro; el segundo en auto que, dependiendo del transporte, dura de media hora a cuarenta y cinco minutos. El ingreso al lugar es libre de costo, pero el horario de visita es de 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.



viernes, 22 de noviembre de 2013

50 años del With The Beatles



A solo ocho meses después del fulgurante éxito de Please Please Me (1963) los Beatles contaban ya con un nuevo álbum en Gran Bretaña en un intento de mantener a los Beatles en la popularidad. A pesar de que With The Beatles no alcanza las cotas de calidad y genuina diversión que si tenía "Please Please Me" ponía algunas cartas sobre la mesa, y exitosamente los colocó encabezando las listas de ventas británicas desbancándose nada más y nada menos que a si mismos: entre sus dos primeros trabajos los Beatles consiguieron pasar 51 semanas consecutivas en el número uno de las listas de ventas británicas.

Con la canción "All My Loving" como producto estrella, "With The Beatles" repetía la fórmula habitual de la época, con una mezcla de temas propios y versiones de canciones populares, principalmente de Motown y R&B. Se debe considerar además que fue el primer álbum de los Beatles que incluyó un tema compuesto por George Harrison: "Don’t Bother Me". Canción de la que el propio Harrison dijo después haber compuesto solamente para ver si era capaz de armar un tema por si solo.

Fue lanzado el 22 de noviembre de 1963, paradójicamente ese mismo día en Norteamérica era asesinado el presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. 


Nuestra descripción empieza desde la portada, totalmente identificable, símbolo musical y artístico, la foto es obra del fotógrafo Robert Freeman.

Robert Freeman hizo la fotografía de la portada el 22 de agosto de 1963. El ya era famoso por haber trabajado con modelos en el primer calendario de Pirelli, y por haber fotografiado al político soviético Nikita Kruschev en el Kremlin. Pero fueron sus fotos en blanco y negro del famoso saxofonista de jazz John Coltrane las que llamaron la atención de los Beatles.

La idea original era que la foto ocupara la portada completa, sin título ni sangría, pero el estudio la vetó; en realidad no creían que los Beatles fuesen lo suficientemente famosos como para poder sacar una portada sin el nombre de la banda en ella. El estudio también trató de rechazar la portada porque los Beatles no estaban sonriendo, y solo fue por la intercesión de George Martin por lo que siguieron adelante con ella. De hecho, a Freeman se le pagaron 75 libras esterlinas —tres veces su tarifa normal— por los problemas que hubo que afrontar.




Al igual que el album "Please Please Me" contiene ocho temas propios y otros seis que formaban parte de su extensísimo repertorio trabajado en clubes de Hamburgo y Liverpool. 




La alegría y la frescura de sus mejores años se ve reflejada en todos los temas: "It Won't Be Long", "I Wanna Be Your Man" y "All my Loving". 




La sensbilidad está presente en "All I've Got To Do", la primera tarjeta de presentación de George se hizo notar: "Don't Bother Me", el romántico bolero "Till There Was You", y sobre todo bien ponderada entre los críticos "Not A Second Time", con los cambios rítmicos en la letra y melodía. 

"Hold Me Tight" y "Little Child" son reales fiestas juveniles sesenteras; sin dejar de lado la mejor versión de "Please Mister Postman", (aunque ya muy pocos usan el servicio postal). 



"You Really Got A Hold On Me" y "Devil In Her Heart" demuestran el talento en la armonía de sus voces y la ejecución del verdadero Rock And Roll.



El disco es muy recomendable, dura treinta y tres minutos. si no lo tienen... cómprenlo en vinil, en cassette, disco compacto o mp3. Un disco básico de los Beatles y de la historia del Pop.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Nueva Moneda de Un Nuevo Sol: Arte Textil Paracas

El Banco Central de Reserva (BCR) puso en circulación la nueva moneda de un nuevo sol alusiva al “Arte Textil Paracas”, la cual forma parte de la serie numismática Riqueza y Orgullo del Perú.

Esta es la decimocuarta moneda de esta colección, de la que solo se emitirán 10 millones de unidades.


El ente emisor informó que la nueva moneda es de curso legal, por lo que podrá ser empleada en cualquier transacción económica y circulará de forma simultánea con las actuales.

En la parte central de la moneda se representa un diseño textil de la cultura Paracas, que se desarrolló en la región Ica entre los siglos V a. C. y I después de Cristo. Está fabricada de una aleación de alpaca y tiene el borde estriado.

Tejidos paracas.
Los tejidos de Paracas se encontraron en una necrópolis en Perú en los años 1920. La necrópolis albergaba 420 cuerpos que habían sido momificadas y envueltas en telas bordadas en 200–300 a. C.1 Los ejemplos en el Museo Británico muestran chamanes volando que sostienen cabezas cortadas por su pelo.

Estos tejidos se hicieron por pueblos sudamericanos antes del auge de imperios como los incas o los aztecas. Tienen colores vivos y muestran evidencia tanto de diseño como de estilo. El tema de estas imágenes son criaturas sobrenaturales o chamanes quienes usan sus manos sosteniendo cabezas humanas cortadas mientras sus alas los transportan como pájaros. Puede que se pretendiera representarlas mientras los espíritus las llevan al otro mundo o que estas figuras representen los espíritus mismos.

El pueblo que creó estos tejidos tenía una sociedad compleja. Hay evidencias de cerámica, pesca y agricultura. Había artesanos que podían hacer cuchillos de obsidiana, joyería de oro1 así como comprender todas las complejidades de tejer.

Los tejidos se fabricaron con lana y algodón. Se cree que la lana es de alpaca o llama. Se tiñeron con tintes naturales que inusualmente habían mantenido su color durante más de dos mil años. La conservación de los colores se atribuye a las condiciones de aridez con la falta de daño que usualmente causaría la luz solar.

Los fragmentos menores ilustrados aquí han sido tomados de grandes piezas de tela4 que se usaban para envolver los cuerpos de los muertos. Estas telas llegaban a los 34 metros y habrían requerido una significativa organización de gente para realizarlos. Los cuerpos se encontraron en grupos de 40 o 50 como si fueran criptas familiares que han sido usadas a lo largo de varias generaciones.

Una de las excepcionales cualidades de los cráneos que se encontraron es que muchos de ellos han sido distorsionados de maneras poco habituales. Esta distorsión se logra atando tablas y pesos al cráneo conforme van creciendo. Otras distorsiones se deben al proceso de trepanación en los lugares en que se perforaron agujeros en los cráneos de personas vivas. Un examen de estos agujeros muestra que habían curado y que los pacientes no murieron cuando este proceso se aplicó. Museos en Perú como el Museo Regional de Ica muestran tanto los cráneos y como los tejidos que se encontraban alrededor de ellos.

La textilería es uno de los productos más destacados de la cultura paracas. Las tumbas halladas en Cerro Colorado («Paracas Cavernas») constituyen la fuente principal de donde provienen las muestras del arte textil paracas. Están confeccionadas con algodón (blanco y pardo oscuro) y de lana de camélidos. A modo de complemento se usaban pelos humanos y fibras vegetales.

Se teñían los hilos con sustancias de diversos colores. También coloreaban las telas después de su confección. Otra técnica de decoración fue el bordado, aunque esta se realizaría más profusamente y con resultados más espléndidos en Paracas-Necrópolis.

En cuanto a las figuras decorativas, estas representan seres míticos y motivos simbólicos, generalmente en formas geométricas de estilo rígido, pero todo realizado con gran sentido artístico. En especial, una figura se repite constantemente: el denominado Ser Oculado, representado en cuerpo entero o solo su cabeza. Tiene los ojos desorbitados, la boca felina y el cuerpo cubierto de símbolos que a veces se desprenden y cobran vida.

Pero indudablemente los mantos o tejidos más esplendorosos corresponden a Paracas-Necrópolis, aunque esta pertenece en realidad a la cultura Topará.


La necrópolis de la que procede el tejido de Paracas fue descubierta por Julio C. Tello en los años veinte. Tello visitó por primera vez el yacimiento el 26 de julio de 1925 siguiendo un sendero que había comenzado en 1915 cuando compró tejidos antiguos en Pisco (Perú). El 25 de octubre de 1927, Tello y su equipo descubrieron los primeros de cientos de enterramientos ceremoniales en grupos momificados. Tello descubrió una necrópolis que contenía cuerpos que estaban sentados en cestos. Alrededor de cada uno de los cuerpos había amplias telas que incluían mucho algodón tejido que estaba decorado con bordados de lana.

Se construyó un museo a propósito cerca de Paracas a petición del presidente Benavides quien en agosto de 1938 autorizó a Tello a construir un museo para albergar los 380 tejidos que Tello y su equipo habían conservado. Fueron capaces de exponer más de 180 tejidos. La conservación de ellos obtuvo fondos de la Fundación Rockefeller.

domingo, 4 de agosto de 2013

Invitación a la presentación de una obra sobre la Guerra del Pacífico

En la 18va Feria Internacional del Libro de Lima conversamos brevemente con Juan Ortiz, Director de la Casa del Libro Viejo quien nos invitó a la ceremonia de presentación de la nueva obra publicada por su Fondo Editorial.


El libro se titula: El New York Herald y la Guerra del Pacífico.

Dejamos la invitación grabada ese día.




miércoles, 24 de julio de 2013

Serie Numismática: Recursos Naturales del Perú

El Banco Central de Reserva del Perú ha decidido destacar tres de ellos a través de la Serie Numismática "RECURSOS NATURALES DEL PERÚ".



Moneda de Un Nuevo Sol alusiva a "La Anchoveta"


En la parte central, se distingue la figura de dos anchovetas y debajo una representación de la cultura Moche con escenas cotidianas de la vida marítima, mientras que en la parte superior se muestra la frase LA  ANCHOVETA y su nombre científico ENGRAULIS RINGENS.





En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, en el exergo la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación  y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

Moneda de Un Nuevo Sol alusiva a "El Cacao"




Al centro figura un árbol de cacao y al pie una ampliación del fruto. En el área superior se muestra la leyenda EL CACAO y su nombre científico THEOBROMA CACAO.



En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, en el exergo la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación  y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.



Moneda de Un Nuevo Sol alusiva a "La Quinua"



En el centro figura una panoja de quinua y al pie un recipiente vertiendo granos en abundancia. En la parte superior figura el texto LA QUINUA y su nombre científico CHENOPODIUM QUINOA.



En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, en el exergo la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Nueva Moneda de Un Nuevo Sol: Templo de las Manos Cruzadas de Kotosh

El Banco Central de Reserva (BCR) puso en circulación a partir de hoy el nuevo diseño de la moneda de S/. 1.00, alusivo al templo de Kotosh, el complejo arqueológico ubicado en Huánuco.

Esta moneda es la décimo tercera moneda de Un Nuevo Sol, correspondiente a la serie numismática “Riqueza y Orgullo del Perú”, y sólo se emitirán 10 millones de unidades.



En el reverso, en la parte central, se representa una sección del Templo de las Manos Cruzadas de Kotosh y en primer plano un detalle ampliado de las manos cruzadas ubicado en dicho templo.


En total la colección estará compuesta por 26 monedas y la emisión de la última está prevista para fines del 2016.

Las anteriores monedas presentadas son las del Tumi de Oro (Lambayeque), los Sarcófagos de Karajía (Amazonas), la Estela de Raimondi (Ancash), las Chullpas de Sillustani (Puno), el Monasterio de Santa Catalina (Arequipa) y Machu Picchu (Cusco).

También el Gran Pajatén (San Martín), la Piedra de Saywite (Apurímac) y la Fortaleza del Real Felipe (Callao), Templo del Sol, Vilcashuamán (Ayacucho), Centro Ceremonial Kuntur Wasi (Cajamarca) y Templo Inca Huaytará (Huancavelica).

Templo de las manos cruzadas de Kotosh

Kotosh es un sitio arqueológico ubicado en el distrito, provincia y departamento de Huánuco, en el Perú. Se compone de una serie de edificios superpuestos con 6 periodos de ocupación continua que datan desde el Arcaico Tardío hasta el Intermedio Temprano. El más famoso de sus recintos, expuesto actualmente al público, es el Templo de las Manos Cruzadas, llamado así por tener dos altorrelieves en barro en forma de sendos brazos cruzados, cuya antigüedad se remonta al 1.800 a.C. (fase Kotosh-Mito). 

Entre los investigadores y arqueólogos que han estudiado este sitio arqueológico se encuentran Javier Pulgar Vidal, Julio César Tello, Ben Trausher y Seiichi Izumi (éste último fue el descubridor del Templo de las Manos Cruzadas).

El Templo de las Manos Cruzadas es el más célebre de los recintos ceremoniales hallados en Kotosh. Tiene forma rectangular y mide 9.5 m de largo por 9.3 m de ancho. Se ingresaba por el sur, por una portada de 2.15 metros de alto. Sus muros, de 2.4 a 2.8 m, fueron enlucidos con una fina capa de barro color blanco-crema y engalanados con nichos y hornacinas grandes de forma trapezoidal. 

Debajo de dos de estos nichos se descubrieron las famosas manos cruzadas modeladas en terracota, que los arqueólogos tuvieron sumo cuidado de no dañarlo. Este relieve pudo ser parte de una efigie mayor, que ya no se conserva. Como todos los templos de su tradición, el piso está dividido en dos niveles con un fogón central en el nivel inferior y un conducto de ventilación subterráneo, por donde salían los humos, hacia el exterior.

La antigüedad asignada a este templo o recinto sagrado alcanza a más de 1.800 a.C. en pleno precerámico o arcaico tardío; se dijo en su momento que era el primer ejemplo de arquitectura religiosa, no solo del Perú, sino de toda América.

lunes, 6 de mayo de 2013

173 Aniversario del Penny Black

Hoy se celebra el Día Universal del Sello Postal. La fecha es un homenaje a la primera estampilla de la historia, el Penny Black emitido por el Reino Unido el 1º de mayo de 1840, que sin embargo empezó a circular el 6 de mayo, hace 173 años.
 
 
El primer sello de correos de la historia, el denominado “Penny Black” o “Penique Negro”, en castellano.
 
Surge de la necesidad de una profunda reforma del servicio postal británico, que respondiera a una serie de deficiencias. En los años previos a su emisión, James Chalmers y, sobre todo, Rowland Hill, con su folleto “Post Office Reform” de 1837, decidieron a la Cámara de los Comunes designar un comité, que finalmente optó por informar favorablemente las propuestas de Hill.
 
 
Rowland Hill inventó un sello de color negro que puso fin a todos los problemas de correos de la época, ya que antes de su aparición el pago de las cartas lo realizaba el destinatario.
 
En la propuesta incluyó un dibujo en tinta negra con su idea del primer sello: Su Majestad la reina Victora de perfil, con palabra Postage en la parte superior y la tarifa One Penny (un penique) en la inferior. Para evaluar su idea se creó un comité en la Cámara de los Comunes encargado de estudiar los tipos y sistemas del franqueo postal. La propuesta de Hill fue aprobada y con él se sentaban las bases para el surgimiento de un nuevo pasatiempo, el coleccionismo de sellos.
 
 
Se implantó un sistema nuevo, con la creación de sellos adhesivos que se pagaban por el remitente, frente al sistema anterior, donde el pago se hacía por el destinatario, que muchas veces no podía, o simplemente, se negaba a pagar, rechazando la carta. Otro cambio, no menos importante, fue la modificación de las tarifas, pasando de un sistema que sólo tenía en cuenta el kilometraje recorrido, a otro, donde el protagonismo se le daba al peso del envío.
 
 
El sello llevaría la efigie de la Reina Victoria y con tal motivo, se convocó un concurso para elegir el diseño, concurso que quedó desierto, por lo que se decidió utilizar para el sello, un diseño inspirado en una obra para un medallón, que había realizado en 1837, William Wyon. Así nació el Penny Black, al que inmediatamente se unió un sello de 2 peniques de color azul.
 
El nuevo sistema fue un éxito, uniendo la eficiencia del servicio a su belleza y bajo coste. Se triplicaron las cartas en una semana. Progresivamente, los demás países del mundo fueron adoptando el sistema, que se generalizó rápidamente. A raíz de esta experiencia, la Unión Postal Universal otorgó al Reino Unido el privilegio de estar exento de la obligación de que aparezca el nombre del país emisor del sello, que tienen los demás países. De ahí, que en los sellos del Reino Unido sólo aparezca en una esquina, la efigie de su monarca.
 
 
Fueron impresos en planchas de 240 estampillas, 20 filas por 12 columnas Cada sello muestra las coordenadas del lugar que ocupaba inicialmente en la hoja de impresión. Esas coordenadas se forman con dos letras, una para la línea y otra para la columna: de AA a TL, que aparecen en las esquinas inferiores de los sellos a ambos lados de la inscripción “one penny”.
 
 
El éxito del sistema de sellos adhesivos fue rotundo. La primera tirada de 60.000 ejemplares, grabada en la casa Perkins, Bacon & Petch, se agotó tan rápidamente que fue necesario fabricar muchos más. En total, del Penny Black se emitieron 68 millones de ejemplares, y se calcula que sobreviven hoy día, aproximadamente, un millón y medio. El sistema británico de previo pago con sellos postales supuso una verdadera revolución en las comunicaciones y fue adoptado por otros países, entre ellos por España, que emitió sus primeros sellos en 1850.
 
Actualmente, aunque bastante caros, no son prohibitivos para los coleccionistas más pudientes, debido a su amplia oferta.
 
Una historia de leyenda

Cuenta la leyenda, que Sir Rowland Hill tuvo la idea de crear los sellos adhesivos, en 1835, a raíz de lo que le ocurrido en la posada donde se hospedaba durante un viaje por Escocia.
 
 
La fábula, de la que circulan diversas versiones, narra que una mañana mientras Hill se calentaba en la chimenea vio cómo el cartero entraba en la casa y entregaba una carta a la posadera. Ella la examinó detenidamente y la devolvió al cartero para que la devolviese al remitente alegando que no tenía dinero para pagar el porte de la carta. Al oír aquello, Hill se levantó y pagó al cartero la media corona que costaba el porte de la misiva, compadecido de que se quedase sin noticias de su familia por falta de dinero.
 
La posadera recogió la carta, la dejó sobre una mesa sin abrirla y le agradeció el detalle de pagar el franqueo. Sin embargo Hill no podía salir de su asombro cuando ella le explicó que no pagó la carta simplemente porque en ella no había escrito nada más que la dirección, ya que, según le explicó, para saber que todos sus parientes estaban bien habían acordado que cada línea de la dirección fuese escrita por una persona distinta, de modo que cundo aparecía la letra de todos, es que todos estaban bien. Por eso, una vez examinadas las señas, devolvía el pliego al cartero. De esta forma la posadera tenía puntuales noticias de su familia ¡y gratis!